lunes, 3 de junio de 2013

POR FIN ...UN RESTAURANTE


Estimados Comensales
Hace unos dias amenazando una tormenta como la que aquí arriba pueden ver , descubrí mi restaurante preferido en la isla, si , por fín ¡¡ , tan contento estoy que no les diré donde se ubica , no está dirigido a todos los publicos , no , digamos que tiene dos rombos , como las peliculas de antaño en la TV.

Y es lógico , hay que protegerse de la agresión , de la invasión y de la mediocridad actual, sus propietarios no quieren ni oir hablar de carteles , de prensa , ni de listados estúpidos donde recomiendan hasta un quiosco de gofres , por fin ¡¡ un tio que habla el mismo idioma que yo, que cocina de cine seguro que mejor que un servidor,que tiene buen gusto, que ha abierto un restaurante con poco dinero y mucho esfuerzo , que selecciona para su comedor una musica increible , que con su estilo imposible de copiar le da un aire ecléctico a todo lo que toca ...

Llegamos al modesto local con la tormenta casi a punto de explotar , de repente quedamos impactados, sonaba VANGELIS y su LOVE THEME , que iba que ni pintado al guión , pensé ,mejor no podemos empezar , aún no hemos probado nada pero casi que auguro lo mejor , y así fué...

Aparece en escena una bella mujer de ojos oscuros , de esas que hace temblar la barbilla a muchos hombres , de esas que no te dejan indiferente, con un precioso traje de lunares negro y blanco por debajo de la rodilla , elegante , sencillo , muy francés , nos acompaña a la mesa en el instante que suena otra maravilla de tema , parecía que la música nos escoltaba y nos daba ritmo, además de presagiar una velada única , como así sucedió.

Hablamos con la voz de esa mujer elegante, enigmática, sí, hablamos , no nos tiraron la carta encima de la mesa o peor, no nos la dieron en el aire antes de sentarnos, como hacen muchos maitres de pacotilla...nos dijo : Desean conocer nuestra cocina ? , asentimos todos sin mirarnos siquiera, mientras, comenzaba a sonar  My Song con Jan Garbarek y Keith Jarret ¡¡ , todavía no había probado un bocado y ya me estaba emocionando , como era posible ...

Uno de mis comensales le dijo, por favor no nos ponga un menú degustación interminable , no nos gusta que para una bolita de comida , nos cambien los cubiertos , el plato y esté el camarero constantemente interrumpiendo en la mesa para contarnos el titulo del plato , que en algunos casos, no es este, roza la pedantería .

Con esa mirada , con esos ojos negros , solo hizo falta una sonrisa complice , ni una sola palabra , nos entendimos .

Empieza nuestra cena con el servicio de un gran vino del cual no haré publicidad , servido con mimo , en un cristaleria de buen gusto, como buen gusto empezamos a observar en la mesa , montada con unos  preciosos platos de Limoges , en tonos verde vintage y oro sobre blanco , encima de un bajo plato de porcelana fina de Villeroy y Bosch en tono marfil , que bien estaba todo , perfecto , blanco el mantel permitía descubrir  el tono del tinto y la belleza de las mujeres que como siempre nos acompañan.

A lo largo de la cena , las vajillas , los detalles ,desfilaban en silencio, con discreción, con magia , como si de algo normal , innato , espontaneo , ni un solo movimiento forzado. ¡¡ Que pan ¡¡ dijimos todos a la vez , un pan de harina de algarroba , otro de espelta con una textura increible , crujiente , corteza dura , dentro una pura golosina , y unos snacks de masa de coca en tiritas con una pizca de cebolla y tocino iberico , una delicia.

Aceite de la isla , virgen extra de la variedad empeltre , y unas mantequillas Echiré modificadas sabiamente por el cocinero que en el pan eran sublimes.

Cuando nos dimos cuenta ya nos habiamos tomado la primera botella de vino y empezabamos a tener en la mesa una especie de microclima de club , estilo John Lurie con sus Loungue Lizards , que era lo que estaba sonando en ese momento, no dabamos credito , no.

Estabamos felices cuando ella apareció sin hacer ruido con el primer plato , "Alcachofas , gambas de aquí, jugo de sus cabezas y guisantes crudos aliñados con frambuesas" , nos quedamos mudos , antes de empezar a comer el plato y mientras lo comíamos, la acidez que le aportaban los trocitos de frambuesa eran como la barita mágica de una combinación clásica ( gambas y alcachofa) , pero mejorada , suavizada, ligeramente vestida ...


En el paréntesis breve antes del segundo plato , la mejor versión del "Every Body Loves the Sunshine" de Roy Ayers sonaba , increible , casi que nos ponemos a bailar animados con la segunda botella de vino.

Nos empezabamos a preguntar quien seria el personaje anónimo de la cocina , con el que empezabamos a tener ya una relación especial , dada la complicidad de María (que nos atendía en la mesa) y nos daba pistas a cuenta gotas del potencial de su cocina con enorme seguridad en lo que decía y efectivamente corroborada fehacientemente por nosotros.

Unos tacos perfectos de Serviola en un punto increible , con unos fideos negros y una salsa ligerísima de citricos con toques de azafrán , nos volvieron a dejar con la boca abierta.

Decidimos solicitar la presencia del cocinero para que nos explicase que nos iba  poner de ultimo plato, ya creiamos en él, y estabamos deseando conocerle.

María nos dijo , ahora mismo no puede salir , tiene más mesas en marcha y no dejará ningún plato al azar del fuego... entendimos que estaba ocupado, ¡ que tontos somos ¡ , es que uno ya se cree todo lo que se ve , y solo hay chefs paseando por los comedores , televisiones , ferias , foros etc... pero pocos currando en directo con el nivel de esa noche, pedimos disculpas , más tarde les atenderá , después de los postres, nos dijo Maria con las sonrisa en la boca y los enormes ojos dibujando serenidad y buen hacer.

Después de la sublime Serviola , nos sirvieron unas Mollejas de Cordero Lechal con Picornells , un jugo reducido de cordero con un toque cítrico que nos recordaba al cardamomo , de una textura increible , fondo de los de toda la vida , bien reducido , sin maicenas ni espesantes, este si que sabe pensé...

          No les voy a decir donde se ubica esta maravilla de refectorio, la unica condición para que ustedes puedan conocerlo es que me inviten a cenar en el , yo ya tengo como el resto de amigos que me acompañaron , "entrada de comensal " digamos, nadie puede reservar sin pasar por este trance , y de boca en boca , de invitado a invitado es la manera de conocer este Restaurante , ni secreto ni clandestino , que de esto hay mucho montaje, y nada de verdad, aquí si ud conoce a algún "Comensal" que haya estado , lo invita a ir y usted tendrá ya la facultad de que a la próxima le inviten o de ir cuando ud quiera pagando claro está, pero cuando usted tenga su clave.

         El éxito está garantizado , no pueden tener clientes despistados , sabrán a donde van y que calidad se van a encontrar, no les doy más pistas , estoy esperando a que me envien un mail , invitandome a cenar al Refectorio más anónimo de la Isla.

        Sonaba antes de llegar el magnífico postre un tema de los ASSOCIATES, grupo de culto del que me había olvidado de no ser por este maravilloso lugar oculto  y descubierto en aquella noche tormentosa , nada más y nada menos que Alan Rankine y Billie McKenzie sonando antes del chocolate ...

Apareció Maria con una especie de Filloa - Crepe   abierta donde el chocolate guanaja , un magnifico merengue , una crema pastelera , unas fresas salvajes , unas almendras tostadas, unos trocitos de castañas y unos toques de haba tonka nos dieron la estocada para resucitar en medio de la tormenta y alegrarnos de esta magnífica noche que estaba comenzando , pedimos una botella de Champagne Louis Roederer , y ya era la locura , estabamos felices , nos apetecía bailar alli mismo, en ese ambiente de placer , de buen gusto , serenidad y discrección, con los pequeños detalles a modo de Petit Fours sonaban los eclécticos ALPHA con su magnífico "Sometime later", no podiamos poner ni una pega , la felicidad existe y puede comenzar en un buena mesa por su puesto .

Solo nos faltaba conocer a semejante "artesano" , se hizo el remolón , no le van los focos , ni ve la Tv , para no dejarse influenciar por las modas , nos dijo , no compra revistas de Gastronomía , ni ve Master Chef , no ha comprado nunca una guia gastronómica ni quieren que lo citen en el TripAdvisor , solo tiene buen gusto , es un hedonista nato , generososo , elegante , culto , personaje del renacimiento, ya saben como tiene que hacer ....

Mientras felicitabamos al Chef ( no le gusta esta palabra ) , prefiere cocinero , se nos pusieron los pelos de punta , comenzó a sonar como colofón a esa increible y larga ... noche : MUSE y su hit Unintended

Casi lloramos de emoción , no nos queriamos ir , bailamos toda la noche....




Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal